miércoles, 27 de abril de 2011

Lenguaje corporal en las bodas

Se habla mucho del lenguaje, de que hay que hablar bien, con educación, no castigando el idioma, con tono suave, etc.
Es importante por supuesto, pero se nos suele olvidar que somos animales que nos relacionamos tanto con el oído como con la vista y que nos influye tanto lo que escuchamos como lo que vemos.

Explicar las reglas del lenguaje corporal no es el asunto de este artículo pero si me gustaría incidir en la idea de que los novios deberían repasar un poco algunas ideas sobre Kinésica  para no cometer errores como el del novio de nuestra fotografía.

Lenguaje corporal inadecuado


Este novio pasó toda la ceremonia del modo que podéis ver. Además en la mayor parte de las fotos de grupo adoptó la misma postura. Creo que no hace falta insistir en que no parece una postura adecuada para una foto normal y mucho menos para un novio durante el momento de la celebración de su boda.

Según todas las teorías del lenguaje corporal esta postura señala desdén, desprecio o falta de interés en el interlocutor o lo que sucede frente a la persona. También se interpreta como señal de timidez extrema en la que la persona trata de ocultarse y esconderse tras sus brazos para no afrontar la realidad.

Estos conocimientos que los novios pueden adquirir sobre el tema pueden ser de mucha utilidad en la vida en general, pero también en las maneras de comportarse y colocarse durante la boda a fin de obtener unas mejores fotografías. Del mismo modo que nos abstenemos de usar un lenguaje soez y vulgar en presencia de extraños (y conocidos) deberíamos hacer lo mismo con nuestro lenguaje corporal. Si un gesto es negativo no dejará de serlo por verlo en una fotografía. 

¿No resulta paradójico que algunos novios pasen meses ensayando el vals pero no pasen ni un minuto en repasar su lenguaje corporal?  Parece que es importante hacerlo bien en el baile pero no lo es tanto hacerlo bien el resto del día, delante de todos los amigos e invitados,  que será lo que cubra la mayor parte del reportaje de la boda.

Fieles a nuestra filosofía debemos recomendaros que toméis notas, os grabéis en vídeo, lo comentéis con vuestro fotógrafo y vuestra familia. El día de vuestra boda os pondréis guapos, os perfumaréis, hablaréis bien, os comportaréis bien y, además, tendréis un lenguaje corporal adecuado y correcto, a la altura del resto de los preparativos.

Os dejo algunos enlaces especializados en este apasionante tema:

Publicar un comentario